miércoles, 21 de enero de 2009

El Fic sin título - Cap I

Hola a tod@s. Seguramente algun@s me conozcan esporádicamente y otras personas simplemente no me conocen. Bueno hoy día voy a publicar un fan fic de mi autoría. Ahhh, perdón por los dibujos q están medios berk, pero los hice hace mucho jejejeje. Espero sea de su agrado. Nos vemos.
Ali D





Capítulo I: Necesitamos hablar

*RING………RING………RING………RIN…..PAF*
- “No puede ser que ya sea de día” – una mano salía desde entre las sábanas dando un fuerte golpe al despertador – “bah!!!! Las 6.30 de la mañana…..¿quién fue el imbécil que puso el despertador a esta hora?¬¬”
- ¡ohhh! Natsuki, debes dejar de golpear el despertador…… - Mai se levantaba y se frotaba los ojos mientras se liberaba de la prisión de los brazos de Mikoto, con quién el despertador no surtía efecto precisamente.
- Es ue….o…oy…….andada……. – musitó algunas palabras bajo el cobertor.
- ¿Qué?
- ¡Que estoy cansada! – gritó Natsuki, despertando a Mikoto.
- No estarías tan cansada si no estuvieras fuera hasta tan tarde ¿en qué andas?
- brrrrrrrrr……… - el estómago de Mikoto interrumpió – Tengo hambre, Mai.
- Ara, ara, prepararé el desayuno.
- Sí, si, yo dormiré un poco más – dijo Natsuki al momento que volvía a abrazarse de la almohada y la mordía.
- El despertador sonará en una media hora – le dijo Mai.







- “exámenes, clases extras, exámenes, clases extras…….” – Natsuki pensaba en las aburridísimas clases que tenía ese día y en los exámenes de la siguiente semana.
*RING………RING………RINGGGGGG!!!!!!!!...........PAF, PAM, CRAAAAAAASHHHHH!!!!!*
- ¡Ahhhhhhhhhhgggggrrrrrrr! – Natsuki gritó, pues tratando de pegarle al despertador, le pegó al vaso que tenía a un lado y lo rompió, cortándose.
- ¡Mai, Mai, MAI! – llamó Mikoto
- ¿Qué pasó ?¿qué sonó tan fuer……. – se interrumpió al ver la mano de Natsuki sangrando y Mikoto tratando de limpiarle con un pañuelo - ¡Natsuki! ¿Qué pasó?
- Creo….creo que no le di al despertador………(al despertador) ¡Cállate de una vez! – el despertador seguía sonado y Mai lo apagó.
Después de vendarle la mano a Natsuki, Mai recogió el vaso roto y puso el desayuno en la mesa. Natsuki y Mikoto terminaron de vestirse, las tres tomaron el desayuno y se despidieron para ir cada una a su clase correspondiente.




- “¡Ahhh! maldito despertador” – Natsuki obviamente había comenzado mal el día y estaba de mal humor. Entró a la clase, se sentó y como siempre, no presto atención a una sola palabra, solo miraba por la ventana.
Últimamente, no podía dormir, por eso salía a pasear en moto para relajarse y poder agarrar el sueño. Esas palabras, esa noche, todo eso la mantenía intranquila, pero tenía que esperar para poder hablar con ella.
- “Shi….zu…..ru……… ¿Por qué no puedo dejar de pensar en ti?........ Desde esa noche…….. Sentí algo……….no, no, no, no puede ser…….. Yo te dije que no podía amarte, que no podía corresponderte de igual manera………….Pero tú, aún así…… ………no, no, no…..” ¡NOOOOO! – Natsuki vio por la ventana a Shizuru. Era imposible, ella debería estar en la universidad ¿qué hacía en Fuuka Gakuen? Y además ¡llevaba el uniforme!
- ¿Algo qué desee compartir con la clase Kuga-san? – Toda la clase volteó a verle, mientras Natsuki se sonrojaba.
- Ehhhh……yo…….digo…….bueno…..yo……. ¡Disculpe maestro! – y se sentó, pero volteó a ver por la ventana y Shizuru ya no estaba. Tenía que hablar con ella.



Shizuru Fujino caminaba por los pasillos de Fuuka Gakuen, sentía entrar la luz y calor del sol por los pasillos y estar ahí le provocaba nostalgia. Siguió caminado, por toda la academia, hasta que llegó al aula del consejo estudiantil. Corrió muy despacio la puerta y vio dentro a Yukino.
- Hola Kikukawa-san
- ¿Kaichou-sama? – Ahí estaba de nuevo, esa sonrisa, esa sonrisa amable, pero sin emoción, esa sonrisa, ese rostro que al verlo le hizo recordar lo ocurrido en el carnaval. Shizuru Fujino estaba ahí parada y ella la observaba con cara de temor y sorpresa - ¿Qué hace usted….usted aquí, Kaichou-sama?
- ¡Oh! Yo ya no soy la Kaichou de este lugar, lo eres tú ¿no?
- Si……”digo” Sí
- Seguro estás haciendo un excelente trabajo – esa sonrisa le producía terror, como podía estar ahí hablando como si no hubiera sucedido nada, de repente, la voz de Shizuru se tornó seria y su rostro dejó de sonreír – Yukino, ¿Cómo está Haruka?
- Ehh…..ella……ella……Haruka…..”Haruka-chan” Ella está…..está muy bien…. – La pregunta le sorprendió muchísimo.
- Me alegro………. Espero no hayas olvidado lo que pasó
- “No la entiendo” ¡¿Quéeeee?! – al darse cuenta que había gritado, Yukino se tapó la boca con las manos, abrió mucho los ojos y comenzó a negar con la cabeza.
- Es que si lo olvidas – continuó Shizuru, acercándose y retirando las manos de Yukino de su boca – Jamás podré suplicarte el perdón que necesito por tan terrible acción – Shizuru, al decir esto le apretaba fuertemente las muñecas a Yukino, pero no se daba cuenta.
- Fujino-san………..yo…….¡ah!
- Lo siento Yukino – la soltó inmediatamente.
- Fujino-san – la actitud de Shizuru la tranquilizó enormemente – No sé porque lo hiciste, pero……todo fue por el carnaval de las Hime
- Yo sé que tenía una visión errada de las cosas, sé que aunque sabes que fue por el carnaval, me temes por lo que hice y no te culpo. Hice muchas cosas, tan terribles y pude haberlas evitado…… - Shizuru bajó la cabeza, avergonzada, se sentía destrozada pero liberada pues al fin podía arrepentirse sinceramente frente a Yukino por lo que había hecho. Yukino dejó de sentir temor, sentía que Shizuru era sincera – Hice daño a tantos…….
- Fujino-san…….yo……..yo no sé que decir….te……..Solo que el carnaval de las Himes ya pasó, ahora debería ser tema olvidado…….
- Arigato Yukino – Yukino la abrazó y ella correspondió, luego se separaron.
- Lo siento Fujino-san, tengo que irme – sonrió y antes de que Shizuru pudiese hablar, agregó – Kuga-san aún está en clases, pero puedes verla en la tarde…….Buena suerte – y salió. Shizuru la miró sorprendida, le dio la respuesta a una pregunta que recién iba a formular. Solo sonrió y despidió a Yukino.
- “Ahora solo falta hablar con ella” – pensó




Al finalizar las clases del día, Natsuki salió corriendo, casi cayéndose, hacia el aula del consejo estudiantil; probablemente hallaría a Shizuru ahí, pero en su estrepitosa salida chocó con alguien.
- ¡Ahhhh! “perfecto, más golpes” – Pensó Natsuki.
- ¡Ahhhhh! – Natsuki tenía enfrente a una chica menor que ella, de cabello algo violáceo y ojos color de la miel. Se frotaba la cabeza por el golpe - ¡Lo siento! – dijo con una voz suave y un tanto neutra.
- Deberías ver por donde vas – dijo bruscamente al tiempo que se paraba.
- Yo no venía corriendo – refutó la chica.
- Pues…..pues……..pues…. Tengo mucha prisa niña, así que adiós – Natsuki volvió a correr hasta llegar al aula del consejo.
Se disponía a abrir la puerta, pero sintió una mano en su espalda y giró la cabeza suavemente.
- ¡Ah!¡ah!¡ahhhh! ¡SHI…..SHI…..ZU…..RU! – El rostro de Natsuki no decidía si alegrarse o mostrar una cara de horror o sonrojarse, así que hizo las tres a la vez (imagínense eso) y dio unos cuantos pasos hacia atrás hasta golpearse con la puerta del consejo – “¿Más golpes? No puede ser…….digo…..¡¡¡Shizuru!!!”
- Hola Natsuki, ¿Cómo estás? – Shizuru tenía en el rostro la sonrisa de siempre, la máscara.
- ¿yo? (no tarada, quién mas) Estoy muy bien, bueno aunque por las clases……..Espera un momento, ¿Qué demonios haces aquí? ¿No deberías estar en la universidad? Si nos despedimos hace mes y medio;
- ¡Ohh! Este……. – dijo Shizuru, tomando su chaqueta – Quise venir a visitarte, además de contarte de mi decisión. Te dije que serías la primera en saberlo – la chica suspiró y luego tomó aire – Me quedó en la universidad de Fuuka, además tendré algo de tiempo para ayudarte con tus cursos.
- ¿Qué? Pensé que irías a Tokio.
- Natsuki, ¿me estás echando?
- No, no, claro que no Shizuru, solo que te convendría más ir a Tokio.
- Haré mi traslado en un año, no te preocupes.
- Pero aún así, pienso que sería mejor que…. – Shizuru le puso un dedo en los labios y se acercó suavemente a ella, hasta estar a pocos centímetros y mirarse fijamente. Natsuki empezó a sentir que su cara estaba hirviendo, que su corazón se aceleraba mientras que esos ojos carmesí se la comían viva, la absorbían, la hechizaban y volteaban desordenadamente todo su mundo, todo su ser. No sabía porque se sentía así, sentía que su corazón se le salía del pecho, sus manos temblaban, sus nervios se desconectaban uno a uno de su cerebro y ninguna parte de su cuerpo respondía. Shizuru se acercó un poco más, pero se hizo a un lado y posó su cabeza en el hombro de Natsuki y le dijo:
- Necesitaba hablar contigo, Natsuki – Ese suave susurro hizo que Natsuki se estremeciera y regresara poco a poco a tierra firme.
- (“voz robótica”: Natsuki, conectando nervios……funcionamiento de las piernas, listo; funcionamiento de los brazos, listo; desacelerando corazón, listo; conexión al cerebro, listo; ahora solo falta que respire……..Natsuki, respira; Natsuki, respira….”fin voz robótica”)
- ¡Natsuki! ¿Me escuchaste? – Shizuru le miraba con cara de preocupación.
- Este, sí. Digo……digo, No. ¿Qué dijiste?
- Que necesitaba hablar contigo.
- Bien, tengo tiempo, hablemos ahora. Entremos al aula.
Las dos chicas entraron al aula del consejo estudiantil. Shizuru tomó asiento donde siempre lo había hecho y Natsuki se sentó en el escritorio dándole la espalda a Shizuru.

- Bien. Natsuki, es acerca de……. – Shizuru puso una cara muy seria y volteó la cabeza ligeramente para que Natsuki no la viera sonrojarse, generalmente era natsuki quien hacia eso.
- ¿De qué Shizuru?
- De esa noche – finalizó Shizuru – Quería pedirte perdón, por lo que hice, después de todo……tú……….tú dijiste………..Que……..


*Flash back*


- “No quisiera irme, sin verte una vez más. No quisiera irme, no……….” Natsuki – dijo Shizuru en un triste susurro – “será mejor que empiece a salir………..”
- ¡¡¡ESPERAAAAAAAAAAA!!!¡¡¡SHIZURU!!! – Natsuki venía corriendo velozmente – ah, me….me falta…..el….el aire….ah…. – se apoyó en sus rodillas y tomó aire, luego levantó la cabeza para ver a Shizuru aún agitada.
- ¡Natsuki!
- No quería que te fueras sin despedirme de ti, Shizuru – dijo sonriente - ¿a qué universidad irás?
- Pensaba en la universidad de Tokio, aunque pueda que me quede en la universidad de Fuuka, así estaré cerca de Natsuki – dio una amplia sonrisa pícara.
- Ehhhh……Pero la de Tokio es mucho mejor, tienes un gran futuro por delante…….
- “¿Qué diablos me importa mi futuro y en él no estás tú, Natsuki?” Sí, lo he pensado……..
- Cuando lo sepas ¿me lo harás saber no? – Natsuki bajó un poco la mirada para esconder sus mejillas coloradas en su cabellera.
- ¡Claro! Serás la primera en saberlo……… - respondió con una amplia y amable sonrisa, que cambió a una triste seriedad en segundos – Natsuki, ¿Pensarás en mí? – Natsuki, con la cabeza aún abajo, abrió los ojos. Algo en la voz de Shizuru, indicaba que era serio.
- Claro, pensaré en ti, yo…
- Porque yo pensaré todos los días en Natsuki………..Pensaré todos los días…….en ti……… “Mi Natsuki”
- Shizuru, yo…. – no pudo decir más, Shizuru la tomó por la cintura y la atrajo hacia sí. Lentamente acercó su rostro al de Natsuki y cerrando los ojos la besó. Natsuki estaba perpleja, intentaba liberarse, pero nunca pensó que Shizuru tuviera la fuerza suficiente para inmovilizarla por completo, como lo hacía ahora.
Poco a poco, las dos comenzaron a caer hasta terminar de rodillas en el suelo. Shizuru continuaba el beso, explorando y palpando con su lengua los labios de Natsuki, buscando la lengua de ella…………..Poco a poco, solo dejó sus labios sobre los de su amada y se separó lentamente. Ambas chicas recuperaron el aliento, Shizuru aún abrazaba a Natsuki, hasta que ella se liberó y se echó para atrás.
- Natsuki – dijo Shizuru – perdona mi egoísmo. Debo irme ya – Cogió sus cosas y se fue, dejando a Natsuki totalmente confundida en el suelo.
- Shi…..zu……ru…… - murmuró levantándose y tocando sus labios.


*Realidad nuevamente/ fin del Flash Back*


- Es por eso que vine – terminó Shizuru.
- Shizuru, yo……yo no sé que decirte………..
- ¿No has pensado sobre ello aún? Yo esperaré por una respuesta, no importa cuanto.
- Shizuru, no se trata solo de eso ¿sabes?....... yo me siento…….yo me siento………
- Natsuki………
- No, Shizuru. Ya lo hablamos……..ya te lo dije……. No puedo amarte de la misma manera que tu me amas………no puedo – Natsuki sentía la mirada caliente, las lágrimas se juntaban en sus ojos – ¡Sabes que no puedo, Shizuru!
Natsuki se paró y se dirigió a la puerta, Shizuru volteó la cabeza, no podía evitar llorar.



Natsuki iba a toda velocidad en su moto, le dolía el pecho “¿por qué fui a buscar a Shizuru? ¿Qué estaba buscando?” Pero sus pensamientos se vieron interrumpidos por los gritos de una niña. Natsuki se internó en el bosque con la motocicleta y vio nuevamente a la chica de ojos miel, sus ojos brillaban con la luz de la luna.
Había sido acorralada por dos hombres que se disponían a robarle.

- “Mal nacidos aprovechadores” ¡OIGAN USTEDES! – el rugir de la Ducati hizo voltear a todos los presentes, aunque los hombres tuvieron que huir ante las intenciones de Natsuki por pasarles por encima con la moto.
- ¡Ahhhh! ¡Vámonos de aquí!¡Está loca!
- Bastardos... – murmuró - ¿Estás bien? – le dijo a la niña que estaba asustada, tirada en el suelo.
- Sí, si……..gracias…….. – dijo la niña y se sonrojó un poco – lamento lo de esta mañana.
- ¡Bah! Olvídalo, solo ten mas cuidado…… ¿Qué haces tan tarde, lejos de la academia?........... – La chica subió la vista y miró el rostro de Natsuki, y luego se fijó en su mano vendada.
- ¿Qué le pasó a tu mano?¿fue por lo de hoy día?..........Está sangrando……..
- No, no es cierto…….no está…….. – Natsuki miró su mano – Oh, si está……pero cálmate, no fue por lo de esta mañana.
- Déjame ayudarte – Antes de que Natsuki pudiera decir nada, la chica le quitó la venda y descubrió un corte muy feo en la mano de Natsuki. Sacó su pañuelo y envolvió la mano herida – La herida debe protegerse con algo limpio – Le regañó la chica. La venda además de tener sangre, tenía algo de grasa, pues Natsuki había estado revisando su motocicleta antes de salir en ella, la venda estaba muy sucia.
- Ehhhh……Bah……Gracias. Bueno, sube, que te llevo a la academia – Natsuki tomó su casco y se lo dio a la chica – Y….¿tienes nombre? – la chica se tomó el casco, lo miró y dijo:
- Sí. Me llamó Nina, Nina Wong – Nina se puso el casco y subió a la moto.
- Agárrate fuerte – Nina la abrazó fuertemente por la cintura y reposó su cabeza un poco en la espalda de Natsuki – Nina ¿eh?, es un bonito nombre.


4 comentarios:

  1. Mil gracias linda,por compartir tu talento con nuestro baulito jejeje bebé sigue creciendo sano y fuerte.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Dios Ali Dagos! me estaba preguntando cuanto tiempo tardaría ese fic para estar aqui siendo tú parte del staff!!!! XDD en fin, gracias por subirlo, así no me traslado hasta otro lado apra releerlo XDD

    ResponderEliminar
  3. oooh estupendo Ali D!!! Me encanta tu fic me alegro q lo hayas publicado aki! :) Muchas graciass ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  4. hey do todos los proyectos que e visto es me parese el mas original y creo que queda perfecto como continuacion de mai hime de fabula

    by: HAMER

    ResponderEliminar

Agradecemos y nos hace feliz que te animes a comentar, por favor al manifestar tu opinión recuerda hacerlo con tolerancia, recordando que no todos pensamos igual. Las críticas deben ser constructivas, siempre en un marco de respeto.

Las administradoras del blog se reservan el derecho de borrar cualquier comentario que resulte ofensivo.

Al comentar recuerda que estás mejorando tu cutis y reafirmando tus glúteos ^^