jueves, 24 de junio de 2010

Hanna Capítulo 15 (Final)

Chan chanannn!! Y llegamos al final de esta historia!! Yulia la palma siento decíroslo... y Lena engorda 20 kilos, se vuelve prostituta y se lía con una pringada bollera que encuentra en un bar de mala muerte, y acaba matando a todos sus clientes para robarles el dinero pero al final la pringada la delata xq Lena está zumbada perdida y la condenan a muerte mientras dice: "No hay mal que por bien no venga, mientras hay vida, hay esperanza... jajajaja bueno... algo tienen que decirte." Ah sí, Hanna acaba siendo presidenta de los Estados Unidos(?)

Creo que me he equivocado de historia pero bueno. Cambiando de tema, quereis otra historia de Alejandra?? Por ahora hay 2 fics más suyos, es decisión vuestra si quereis que los publique o no, la verdad es que por ahora solo he leído uno y lo dejé a medias por falta de tiempo, tengo que leer los dos pero ya!! jajaja He de decir que ese que leí incluye arneses ya sabeis de qué os hablo... xddd Era una historia privada para una amiga suya pero al final decidió publicarlo, a pesar de lo repetitivo de ya sabeis de lo que os hablo xdd (Si Himeko se entera seguro que se volverá loca de la emoción, para desgracia de la pobre Chikane...) De todas maneras sigue siendo una historia fantástica, así que si quereis lo publico, luego ya vendrá el otro.

Así que votos a favorrr o votos en cooonntra!

Sin más que añadir (hoy me he lucido torrándola) aquí os dejo el final de Hanna!

Enjoy!


Hanna

Autor: Alejandra

Capítulo 15 Final

-Señora Katina.

-¿Sí oficial?- dijo esperanzada, habían pasado horas desde la primera y última llamada del detective, esperaba buenas noticias.

-Señora, su hija ha sido rescatada con éxito, está sana, la llevan al doctor solo para chequeo general.

Lena abrazó a su madre muy contenta por la noticia.

-¿Podrían llevarla al hospital privado de Moscú?- preguntó Ana.

-¿Señora?- dijo el oficial esperando la autorización de Lena.

-Sí, sí llévenla ahí, ella es su doctora…

El policía levantó una mano en señal de silencio y puso atención a lo que le decían en el pequeño audífono parecido a un apuntador, la cara del hombre cambió.

-¿Qué pasó con mi esposa?- preguntó Lena siguiendo su instinto.

-Señora, su esposa resultó herida, va camino al mismo hospital que su hija.

La alegría de Lena se desvaneció, no podía creer que algo así estuviera pasando, empezó a llorar mientras Oleg quería saber más sobre eso, el oficial no podía darle más información, pero podían escoltarlos al hospital, con el rescate de la hija de las chicas su trabajo ahí había terminado, todos trataron de tranquilizarse, Adam manejó lo más tranquilo que Lena y Oleg se lo permitieron y 30 minutos después llegaron, Hanna estaba en una habitación con las enfermeras quienes se enamoraron de la pequeña mientras dos policías fuertemente armados la cuidaban afuera del cuarto.

Yulia estaba en cirugía, tenían que ver qué tanto daño había provocado la herida, su estado era crítico, no había reaccionado desde el granero, su corazón apenas latía.

Cuando le informaron al amigo de Ana que Lena estaba ahí salió de la cirugía a informarle del estado de Yulia, empezó a hablar con ellas de términos médicos de los cuales la pelirroja no entendía la mitad y de la otra mitad no estaba segura, después de que el doctor volvió al quirófano Lena se acercó para la traducción de lo que habían hablado.

-Lena… escúchame, la situación de Yulia es muy delicada, fue apuñada en la espalda, muy cerca del corazón, le perforó el pulmón izquierdo y astilló dos costillas, mientras ella perdía sangre tal cual fuera una llave abierta, por dentro sus pulmones se llenaban de sangre, tuvieron que abrirle entre las costillas y meter una especie de manguera pequeña para drenarla y liberar la presión.

-¿…Eso que quiere decir? ¿Va a morir?- preguntó asustada la pelirroja.

-No lo sabemos, hay que hacerle transfusiones, curar las heridas y esperar que la pérdida de sangre no haya sido muy grande y con lo que pasó hace 3 meses…
-Doctora- dijo Oleg pálido detrás de ellas- sé que mi hija tiene un tipo raro de sangre, yo tengo esa misma sangre, tome la que necesite.

-Señor, tenga por seguro que de necesitar lo haremos- dijo Ana aliviada al no tener ese problema de nuevo.

-¿Ana?- dijo el médico, la doctora se reunió con su amigo y hablaron poco, después Ana volvió y tomó a Lena del brazo, necesitaba hacerle unas preguntas personales.

-Lena, me informan que Yulia tiene marcas en el cuerpo, no saben si son golpes o algo más, ¿sabes qué son?

-Ah- Lena se sonrojó inmediatamente- sí, sí… yo sé qué son… yo la… mordí.

Ana frunció el ceño con expresión pensativa.

-…Ok… ehh… bueno, entiendo, disculpa, ahora vengo- dijo yendo a informar a al médico.
-Ana- le llamó cuando iba a sentarse.

-¿Sí Lena?

-Estoy muy apenada con eso de las marcas, no quiero que te hagas una idea rara de nosotras o de mí.

-No lo hago, entiendo que son jóvenes y bueno, Yulia es algo ruda, pero fuera de tu embarazo extraordinario su vida sexual no me compete, además no tengo la mente tan cerrada, relájate, no pasa nada.

-Ok- dijo un poco más tranquila- ¿puedo ver a mi hija ya?

-Sí, ya terminamos con los exámenes.

Lena caminó y antes de llegar al cuarto de Hanna el detective venía llegando junto con los hombres amigos de Lena, al verlos se inquietó pero ellos solo la pasaron de largo, la conocían, sabían quién era pero por obvias razones no le hablaron, al ver a los policías en la puerta y al saber que nadie entraba sin su permiso ahora estuvo tranquila, al entrar ve a Hanna sentada en la cama, platicando animadamente con las enfermeras.

-Hanna- la llamó tranquila Lena, la pequeña volteó y sonrió.

-¡Mamá!- dijo poniéndose de pie en la cama con los brazos extendidos, Lena corrió a abrazarla y la cargó mientras la besaba.

-Mi niña, ¡¡te extrañé mucho!!

-Yo también mama, mami fue por mí con esa señora, me dieron rico de comer y después dibuje mucho, pero olvidé mis dibujos allá.

-Yo te daré cosas para que dibujes.

-Sí mamá, después mami llegó y me dejó con mi tío Andre, me regaló una paleta, después llegue aquí…

-Cariño, hija, espera un momento- dijo Lena sentándose con ella en la cama, Hanna había heredado también el modo de hablar de Yulia pero solo cuando se emocionaba o pensaba que tenía mucho que contar- ¿dices que tu tío Andre te cuidó?

-Sí, es alto y fuerte, me trajo aquí, después las enfermeras me inyectaron aquí- dijo señalándose la venita del brazo.

Lena volteó a ver a la enfermeras que ahora la veían como si fueran unas rockstars, todas sabían quién era la pelirroja y por lógica sabían quien es la niña ahora, las enfermeras al verse descubiertas salieron del cuarto y Lena se quedó sola con su hija quien le contaba todo, no parecía haberle provocado algún trauma, solo el sonido de los balazos la asustó mucho, eso tranquilizó a la pelirroja, Hanna quería ver a Yulia pero Lena le dijo que aun no volvía.

30 Minutos después Hanna le había contado todo, Lena le dijo a su hija que Adam quería verla, la pequeña se puso feliz y dejó ir a la pelirroja.

Lena salió y dio el permiso para que Adam entrara, la pequeña se emocionó al verlo y lo abrazó también, después la pelirroja salió y desde afuera escucho como Hanna comenzaba la historia de nuevo con él, Lena sonrió y fue hasta donde estaban los demás, los amigos de Yulia estaban hablando con Oleg y el detective aun.

-¿Andre?- dijo en voz alta, todos voltearon incluido el detective y Oleg.

-¿Sí?- dijo un hombre alto y fornido a él no lo recordaba de la noche del ataque, esto lo hizo más fácil.

-¿Podría hablar con usted?- le dijo Lena seriamente.

-Claro señorita- se separó del grupo y fue hasta donde estaba Lena- dígame…

-¿Usted sacó a mi hija de ahí?

-Sí señorita, yo disparé al hombre que hirió a Yu… la señorita Volkova, ella me dio a su hija y me pidió traerla con usted, iba a hacerlo pero la policía insistió en que debía traerla aquí para checarla, es un encanto la pequeña.

Lena sonrió un poco pero después recobró la postura.

-Gracias por cuidarla- le dijo sinceramente.

-Ha sido un placer señorita- dijo retirándose.

Lena fue a preguntar a Anya alguna novedad, todo seguía igual excepto por la transfusión que le habían hecho a Yulia, en el transcurso de la noche Anya e Inessa entraron a ver a Hanna, 6 horas después Lena le dio de cenar y se durmió en sus brazos, Lena estaba tranquila porque tenía a su hija de regreso, se enteró de todo lo que pasó, de cómo Yulia salvó la vida de Hanna al recibir esa puñalada y cómo hizo un esfuerzo sobrehumano para que ella no lo notara.

En la madrugada Lena se durmió con Hanna más por cansancio mental que por cansancio físico.

A las 11:30 Lena despertó y se sobresaltó al no encontrar a Hanna a su lado.

-Está conmigo no te asustes- le dijo Adam sentado en el sillón con Hanna en las piernas.

La pelirroja suspiró aliviada.

-¿Alguna novedad?

-No Lena, lo siento.

La pelirroja suspiró.

-Mamá tengo hambre- dijo Hanna desde las piernas de Adam.

-Yo también tengo hambre, déjame ver qué podemos hacer- dijo levantándose de la cama, salió del cuarto y como Hanna técnicamente ya no era paciente del hospital podían ir a comer a la cafetería.

Oleg, Larisa, Adam, Lena, Anya y Hanna comieron juntos mientras esperaban alguna mejoría en Yulia, mientras, Ana y el doctor de la clínica seguían discutiendo que sería mejor para la morena.

El detective llegó y todos lo invitaron a comer, él se negó pero aceptó un café, ya tenía el resultado de las investigaciones, Adam salió con Hanna a comer nieve en los jardines del hospital con los policías como guardaespaldas, Lena no quería que escuchara nada de lo que el detective tenía que decir.

-Ok, ¿qué pasó?- preguntó Lena.

-Bueno, la secta religiosa que secuestró a Hanna se formó hace 7 años, no eran peligrosos en ese momento, era un grupo de personas que se dedicaba a sembrar y cosechar su comida, llevaban una vida tranquila, la fundadora es Larissa Ivanova- Oleg abrió los ojos un poco más- antes Larisa Volkova…- todos voltearon a ver a Oleg.

-¿Qué? esto me sorprende tanto como a ustedes- dijo después de unos momentos.

-Bien- dijo el detective- Larissa vivió con Yuri Ivanov el cual después de 8 años murió de una forma misteriosa, nadie pudo aclarar el motivo de la muerte y esta mujer huyó, nadie supo de ella hasta después que formó esa secta, eran buscados por fraudes bancarios y cosas así pero nunca sabíamos bien dónde estaban, Larisa era brillante.

-¿Era?- preguntó Lena interrumpiendo al detective- ¿cómo que era? ¿Murió?

-Sí Lena, murió hace 8 horas…- Lena asintió y el detective siguió con su relato- Larissa consumió algunas drogas junto con Yuri, experimentaron muchos cambios, al parecer Larissa enloqueció, estaba convencida de que tenía una misión divina que cumplir, ella no sabía qué era exactamente hasta que te vio con Hanna en la televisión, cuando todos supimos que eras la esposa de Yulia, ahí supo según ella que debía… bueno, acabar con la pequeña- Lena soltó una especie de grito apagado, después se disculpó invitando al detective a continuar-… planearon el secuestro meses antes y cuando volviste a Moscú te vigilaron y supieron que la única que podía poner resistencia era Yulia, esperaban que ese día tú la trajeras de la mano o en brazos, pero al tenerla Yulia las agredieron, quisieron evitar que los siguieran, por eso golpearon a Yulia en la nariz, su blanco era Hanna no ustedes.

-¿Y qué querían hacerle?- preguntó Anya.

-Pues matarla- dijo Lena.

-Sí, eso querían hacer- dijo el detective- llegamos apenas en tiempo y los amigos de Yulia ayudaron también.

-¿Amigos de Yulia? Lena son…- Lena tomó la mano de Anya por debajo de la mesa indicándole silencio.

-Bueno, ellos ayudaron mucho, ya está arreglado su problema de armas prohibidas por cierto- dijo el detective a Oleg, él solo asintió.

Después de contestar más dudas todos salieron y Oleg fue a la morgue a ver el cuerpo de la que un día fue su esposa, la madre de Yulia.

Al llegar Oleg sólo se despidió de la mujer y se retiró, quería verla por última vez, después volvió al hospital.

Ya ahí se la pasó dando vueltas esperando noticias de Yulia, Lena siempre con Hanna, sus amigos y su madre, Oleg se sintió mal un momento, él siempre ocupado, viajando, lejos de Yulia, no sabía que su hija era lesbiana a no ser por todo este escándalo, ¿conocía realmente a su única hija? Sabía que le gustaba el arte, la cultura en general… ¿qué era exactamente la cultura en general? ¿Historia? Tal vez… ¿ecología? Tal vez… todo era tal vez en cuanto a su hija se refería, amaba a su hija pero la triste realidad que lo golpeó duramente fue que no la conocía lo suficiente, se acercó un momento y pidió hablar con Lena.

-¿Qué sucede señor?- preguntó asustada con Hanna en brazos mientras se sentaban en otra parte de la sala de espera privada, pensó que algo había pasado con Yulia.

-Lena, sabes que amo a mi hija, sé que tú y Hanna son lo que ella más ama- dijo acariciando el rostro de Hanna quien solo sonrió y siguió jugando con los rizos rojos de su madre- pero… siempre estoy lejos de ella, lejos de ustedes y eso me duele, porque se puede decir que casi no conozco a mi hija ahora, pero quiero conocerla otra vez, saber lo que pasa por su mente como cuando era una niña como tu hija ahora.

-Señor… no sé qué espera que le diga, Yulia es una persona maravillosa en muchos aspectos, no es perfecta porque nadie lo es, ella siempre, desde que supo de la existencia de Hanna se preocupó por mí, me cuidó, me compraba los antojos más raros que puede imaginar- dijo sonriendo- siempre soportando mis cambios de ánimo, estuvo presente en el nacimiento de nuestra hija, si bien Hanna se parece físicamente más a mí, ella tiene los rasgos más distintivos de ambas- dijo tomándole la cabeza a su hija, la cual solo sonrió y se recargó en el cuello de Lena- si quiere volver a conocer a Yulia, conozca a Hanna primero, ella es accesible, muy inteligente y no le dirá que no, ahora Hanna es lo más importante para Yulia, no sabe como haría feliz a Yul de que usted esté con nosotras, sé que su trabajo es importante pero en su ausencia muchas cosas pasan, cosas buenas y malas que no se pueden volver a repetir, no se niegue la oportunidad de conocernos a las tres, no nos niegue la oportunidad de conocerlo.

Los ojos de Oleg estaban llenos de lágrimas, ahora entendía por qué su hija amaba a esa mujer de cabello rojo, era tan madura y centrada, nunca esperó una respuesta así de alguien tan joven, después de su puesto solo estuvo con Yulia en los momentos más importantes de su vida, al menos eso pensaba él sin darse cuenta que todos los momentos son importantes, se había perdido mucha de la vida de su hija, pero ya no pasaría mas y se prometió a sí mismo ganarse el corazón de su nieta quien tal vez era en gran parte una Yulia pequeña con mejor carácter.

-A Yul le gusta cocinar, lo hace muy bien después de su curso en Italia, le gustan los libros de arte que traigan fotografías grandes, Hanna y ella hablan horas de colores y cosas así, odia el ajo entero pero le encanta ponerlo como condimento…-Lena hablaba de Yulia llena de amor y nostalgia mientras Hanna ahora dormía en sus brazos, Oleg se maravilló nuevamente con su hija, solo deseaba que despertara para nunca más irse de nuevo.

Al día siguiente Yulia estaba en la sala de la familia Katina, platicaba con el padre de Lena mientras cargaba a Hanna en sus piernas, el hombre había aceptado por fin la relación después de saber lo que había hecho por Hanna, la morena estaba nerviosa pero feliz, por fin hablaría con Lena.

Mientras Lena estaba en su cuarto, se había cambiado de ropa 7 veces, de repente cuando se estaba quitando la ropa nuevamente se dio cuenta, quería verse perfecta para Yulia, esto la hizo sonreír, solo se maquilló de modo natural y se vistió como sabía que le gustaba a Yulia, después salió sonriendo, bajó y encontró a Yulia platicando con su padre aun, Sergey reía a lo que Yulia le decía, esto la hizo sonreír más, su padre empezaba a conocer a la Yulia que ella amaba, no a la mujer que se acostaba con su hija como un día dijo, ambos estaban tan metidos en la plática que ninguno la vio bajar.

-Yul- le dijo apenas audible, en ese momento Yulia dejó a medias la frase y volteó rápidamente, Lena sonrió, sabía que la escucharía.

-Lena... te... wow, te ves hermosa.

El padre de Lena aclaró la garganta con clara intención de que no olvidaran su presencia.

Yulia se levantó y se acercó hasta donde estaba Lena esperándola, al tenerla cerca la abrazó, Lena correspondió al abrazo cerrando los ojos, después la besó en la mejilla y la tomó de la mano separándose.

-Vamos por el café Yul- le dijo sonriendo.

-Claro, nos vemos señor- dijo volteando a verlo mientras Hanna volvía corriendo, haciendo que ambas se detuvieran y Lena la cargó.

-¿Mamá a dónde van?- le preguntó abrazándola.

-Iré con tu mami a comprar algo.

-Ok- dijo abrazando a Yulia- me quedo con Adam, estamos jugando, las quiero- dijo bajando de los brazos de Lena.

-También te amamos Hanna- dijo Yulia poniéndose a la altura de su hija, en la escuela la enseñaron a decirles lo que sentían a los seres queridos, no querían que dejaran de expresar sus sentimientos como pasaba normalmente con los genios.

Hanna se fue corriendo hacia dentro y las chicas salieron de la casa.

Llegaron al café después de un viaje callado, ninguna habló y raras veces se miraron a los ojos.

Al entrar al café Yulia retiró la silla para Lena, gesto que le gustó a la pelirroja.
-Lena… te ves hermosa- le dijo la morena sonrojada.

-Tú también Yul… y dime, ¿cómo has estado?- le preguntó después sonreír.

-Bien, he estado con mi papá… ya sabes, ahora si trabaja normal, he estado viendo la psicóloga y bueno…

-Señoritas, ¿puedo ofrecerles algo?- interrumpió el mesero.

-Sí, café americano y un cappuccino por favor- dijo Lena sabiendo lo que pediría Yulia.

-En un momento- dijo el chico sonriendo seductoramente a la pelirroja.

Yulia se dio cuenta de todo y solo vio de una manera mortal al chico, la morena por poco se levanta a gritarle qué demonios traía con su novia pero Lena ya no era su novia, no pudo hacer nada más que quedarse sentada mientras Lena le restó importancia y siguió con la plática.

-Su café señorita- dijo el mesero poco después interrumpiendo nuevamente a Yulia- tu café- le dijo a Lena.

-Gracias- dijeron ambas.

-Disculpa pero…eres muy linda, ¿crees que me puedas dar tu número?- dijo el mesero sin tomar en cuenta a Yulia, la morena solo volteó a otro lado, sabía que no podía hacer nada más que escuchar la respuesta de Lena.

-Escucha… Ruvik- dijo leyendo su nombre en el gafette- me halaga que me digas eso pero, la mujer a la que ahora le das la espalda es mi esposa, y créeme cuando te digo que la amo, lo siento pero no puedo darte mi número ya que mi número, yo y todo lo que soy le pertenecen enteramente a ella.

El chico se quedó pasmado mientras Yulia no estaba segura de escuchar lo que escuchó, Lena no solo le había respondido a esa pregunta que tanto tiempo dio vueltas en su cabeza sino que le dio el lugar que ella siempre deseó tener a su lado, su esposa.

-¿No es así amor?- preguntó Lena a Yulia mientras sonreía.

-Sí, sé que mi esposa es muy bella, pero es mi esposa, así que te agradeceré que no le digas más cosas de ese tipo- dijo la morena de una manera serena pero segura mientras tomaba la mano pecosa sobre la mesa.

-Pero… ok, disculpen- dijo el chico mientras se retiraba.

Ambas se quedaron tomadas de la mano mirándose.

-Lena yo…

-No Yulia, no digas nada… hemos pasado por mucho para llegar aquí, este es el punto decisivo, nada más habrá después de aquí o todo empezará nuevamente en este momento, escucha bien lo que te preguntaré- la morena asintió- ¿Me amas?


-Sí- dijo sin dudarlo- te amo, ¿tú me amas?

-Sí Yulia, te amo.

-¿Lena estás dispuesta a estar toda la vida conmigo?

-…


*****


-¡Ah Yulia!- gimió, mientras la morena la ponía contra la pared de su departamento.

-Shh- dijo mientras ponía un dedo en los labios de Lena- no hagas ruido- empezó a pasar el dedo por los labios, Lena abrió un poco la boca dejando entrar la yema, empezó a lamerla con suavidad, pasando la lengua lentamente sin dejar de ver a Yulia, la morena cada vez más excitada metió un poco más su dedo en la boca, hasta la mitad de éste y después otro, Lena comenzó a mordisquearlos y jugaba con ellos en su boca, la respiración de Yulia se agitó al punto de tener que respirar por la boca, Lena sonrió un poco con los dedos aun en su boca, al verla, la morena retira los dedos y la besa, al saber lo que seguía, ansiosa Lena separó las piernas y siguió besando a Yulia… no pasaba nada, estaba a punto de abrir los ojos cuando sintió a la morena adentrarse en ella.

-¡Aahh sigue!- gritó con los ojos cerrados mientras se aferraba a la espalda desnuda de Yulia, la morena no dejó de penetrarla y besarla hasta que sintió las uñas en la espalda y un grito lleno de placer inundó la habitación, después de eso y mientras su respiración se normalizaba se recargó en la pared sin soltar a Yulia.

-¡Dios!… eres fantástica… estás inspirada hoy- dijo aun agitada.

-Tú me inspiras- dijo la morena besando su oído con clara intención de empezar todo otra vez.

-Yul… tenemos 4 horas aquí- dijo dejándose besar el cuello.

-¿Te molesta?

-No…

-¿Entonces?- dijo llevándola a la cama tomada de la cadera mientras volvía a besarla…

-Entonces… quiero hacerte sentir lo que tú me haces sentir- dijo cambiando las posiciones antes de llegar a la cama, cayendo ahora la pelirroja encima de ella- me encanta sentirte- dijo mientras besaba su cuello y apretaba sus senos contra el pecho de Yulia, la morena solo suspiraba y tocaba la espalda de Lena con los ojos cerrados, los labios de la pelirroja siguieron bajando, la lengua acarició un pezón, después el otro y siguió bajando, todo este tiempo Yulia pudo sentir los senos de Lena rozarle la piel, esto la excitaba mucho, la morena pasó la lengua por su labios, sintió como Lena tocaba sus piernas y muslos para después abrirse paso dentro de ella con la lengua.

-¡Mh! Lena…- dijo tomando su cabeza.

La pelirroja siguió lamiendo, la respiración y los gemidos se hacían cada vez más intensos, ambas se excitaban más a cada momento, cuando el cuerpo de la morena empezaba a prepararse para el clímax Lena se retiró.

-¿Ah Lena? Por qué… ¿por qué te detienes?- dijo agitada con cara de súplica.

La pelirroja sonrió mientras veía el cuerpo desnudo y agitado de Yulia, después tomó sus rodillas y se acomodó entre sus piernas, Yulia cerró los ojos y esperó los movimientos de Lena, los cuales no tardaron en llegar, ambas excitadas, ambas gemían casi al mismo tiempo, ambas buscaban algo de donde asirse, Yulia encontró las sabanas y Lena las piernas de Yulia, ambas arquearon su espalda al mismo tiempo y segundos después Lena cayó sobre la morena, ambas agitadas.

-Wow… esto ha sido… lo mejor de lo mejor- dijo Lena mientras se dejaba abrazar por la morena.

-Sí… ojalá te quedes embarazada después de esto…

-¿¡Qué!?


****


-Vaya, hasta que llegas…- dijo Sergey.

-Perdón papá se me hizo un poco tarde, estaba con Yulia.

-Lo sé…

Lena solo sonrió y se sonrojó, Inessa que estaba a un lado de su esposo rió.
-¿Fue un buen día no?- le dijo aun riendo.

-…No sé a qué te refieras mamá-respondió sonrojada- pero sí, Yulia y yo volvimos, vamos a vivir juntas, mañana me mudo con ella.

-Bueno, espero ahora sí sea para siempre Lena- le dijo la madre en un tono más serio.
-Lo será mama, lo será…- dijo subiendo a su habitación irradiando felicidad.

*UN AÑO DESPUES*

Lena está sentada en el sillón de su casa nueva, desde el día en que empezaron a vivir juntas no se separaron más, primero vivieron en el departamento, después Yulia consiguió un trabajo en el gobierno, el suficientemente importante para vivir bien pero no tan importante que no la dejara vivir en el anonimato, Lena trabajaba para una empresa privada, ambas claro, con el tiempo suficiente para Hanna, Anya tenía 7 meses de relación con un chico que conoció en su trabajo el cual la adoraba, Adam vivía a la siguiente cuadra, con el mismo chico con el que salía, mientras Ana seguía viajando y haciéndose cada vez más importante, nunca dejaría de ver a las chicas, ahora menos que antes.

-¿Cómo vas con eso?

-Bien, ya sabes no es nuevo para mí.

-Lena, estás loca, ¿no recuerdas todo lo que dolió?

-Sí, pero no quiero que Hanna esté sola, además, queríamos tener otra hija- dijo a Anya tocando su abultado vientre.

-Mm ¿y cómo lo está tomando Hanna?

-Muy bien, está feliz realmente, ya quiere que nazca.

-¿Y Yulia?

-También está feliz, la he levantado 3 veces esta semana a media noche.

-Bien es la madre de tu hija, debe cuidarte… en fin, me voy, Vlad debe estar esperándome, quiere que vaya a conocer a sus padres.

-Eso está muy bien, me da gusto que seas feliz.

-Lo sé, él es genial Lena, simplemente genial… bueno me voy.

-Adiós- dijo sonriendo, Anya se despidió de la nueva hija de Lena y salió de la casa.

-¡Mamá!- escuchó la voz de su hija en la puerta- ¡mamá!

-¿Qué pasa Hanna?

-Nada, ya llegamos- dijo besando a su madre y el vientre de ésta.

-Hanna recuerda que tus abuelos vendrán por tí hoy y mañana papá y su novia vendrán a comer- le dijo Yulia detrás de ella.

-Lo sé mami, iré a bañarme- dijo yendo a su cuarto.

Yulia besó a Lena en los labios y se sentó a su lado tocando el vientre de la pelirroja.

-¿Te sientes bien aun?

-Sí, no te preocupes Yul... dime, ¿podríamos ser más felices que ahora?

-Mmh… no, no lo creo.

-Te amo Yulia.

-Te amo Lena.


FIN

22 comentarios:

  1. me encanto el fic de hanna y tambien circunstancias
    porfa...
    publica los otros alejandra

    ResponderEliminar
  2. siiiiiii mas mas quiero mas historias de alejandraaaaaa si mas erneses jajajajajajajajaja me encanto circunstancias siiiii quiero mas historias de alejandra con erenes jajajaja(con eso pensaran q soy una pervertida jajajajajaja XDD)
    me encantto el final muy lindo y en espera de otra bb jejejeje q lindo alejandra es una gran escritora me volvi fan de sus historias jejeje

    {}

    ResponderEliminar
  3. me encanto hanna, estoy triste por que ya se acabo, gracias por subirla, de verdad que alejandra es una buena escritora, las tres historias son fenomenales, porfa si tienen otra por hay publiquenla.

    ResponderEliminar
  4. Pero que fanfic es genial me encanto el final y por supuesto que quiero leer mas de las historias de Alejandra son realmente fabulosas y Blacky excelente post espero que puedas publicar las otras historias pronto. Besos ˄_˄.

    ResponderEliminar
  5. me encanto este fic y gual q todos los otros d Alejandra asi q SI quiero q postees los otros q tienes de ella!!!!! XD

    fanny!!!

    ResponderEliminar
  6. ok feliz por un nuevo capitulo,melancolica por que es el final de hanna,pero me atrapo de principio a fin.
    me casare con este blog, esta muy bueno.se nota que le ponen pacion al hacerlo.:) XD

    ResponderEliminar
  7. arigato!!!!

    bellisimo!!!

    aunque estoy triste porque se acabo...T^T ... espero que pronto nos traigas una historia tan bella y conmovedora como lo fue Hanna... *¬* se me cae la baba de imaginarme a Natsuki y Shizuru siendo madres...desde que comencé a leer Hanna la idea paso por mi cabeza y no me deja en paz...jajaja... pero seria demasiado cover... así que una temática diferente seria mas deliciosa, me encanta como escribes

    oye creo que me perdí... aquí:

    Oleg se maravilló nuevamente con su hija, solo deseaba que despertara para nunca más irse de nuevo.

    Al día siguiente Yulia estaba en la sala de la familia Katina

    ...a lo mejor no se copio lo que va en medio de los dos párrafos... no se... pero siento que falto algo ahí..no hay continuidad lógica entre ellos... si estoy mal... podrías explicarme ??? es que si me quede cuadrada...

    gracias por todo

    ResponderEliminar
  8. jajajaja tienes razón aika, yo también pensé lo mismo, pero el fic es así, supongo que no tenía sentido alargar más el dramón y pasar directamente a la recuperación de Yulia.

    Respecto a lo que dices de Natsuki y Shizuru, hace tiempo hicieron una adaptación de este fic para esta pareja, era lo mismo prácticamente, solo cambiaban los nombres y la manera en la que Yulia (en ese caso Natsuki) intentaba suicidarse, pero se canceló xq se hizo sin el consentimiento de Alejandra, no hay que hacer cosas así sin el consentimiento del autor original, es plagio ya tu sabes ;P

    En fin gracias a tod@s por los comentarios! :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Oye, pero que genial te quedó este Fic, vengo leyendolo desde abril cada capítulo que publicas, pero no te había comentado antes, XD sorry.


    Me encanta el Lemon, sobre todo si es de YULIA y LENA. También ya leí tú Fic: 'CIRCUNSTÁNCIAS'. Ambos están Supers!!, y pues espero y pronto puedas escribir otro Fic Lemon de ellas que la verdad te quedán Mega Chéveres.

    Nos Vemos

    Bye!

    ResponderEliminar
  10. yo quiero más..... ¡arneses, arneses,arneses,arneses,arneses... upps o_O se me fue...

    Que genial, desde el principio al fin, estuve pegada para ver que pasaba con estas dos...

    Hasta ahorita me han encantado las historia de Alejandra y si hay mas espero que las lleguen a publicar..

    Bueno nos vemos ñ_ñ

    ResponderEliminar
  11. ARIGATO!!!!

    ...PSS SI TIENES RAZÓN... XP PERO ESO NO ME QUITA LO BAILADO...jejeje...mi cabezita ya se imagino a Shizuru embarazada de Nat XD

    ResponderEliminar
  12. ains,ainsss,ainssss... que es muy ròmàntico este final....te felicito Alejandra te ha quedao muy bonito ....y queremos mas X2..... todo lo que escribes te queda muy bièn que si fueras un chef te dirìa que està de rechupetee.. jejejje love&kiss

    ResponderEliminar
  13. wooooooooow q fnal mas lindo, otra beb en camino tal ves tnga nombre latino jaja, bueno q bonito final , aunq hubo un saltito sobre la reecuperacion de Yulia, perO esta bien xq al final se recupero y vivio feliz con Lena y Hanna
    Alejandra escribe muy bien ,resien empiezo en esto de los fics , peor hasta ahora los pocos q he leido me han encantado, gracias !!!, muy buen trabajo
    adios!!!

    ResponderEliminar
  14. ZE ME KEDAN KORTAN LAZ PALABRAZ PARA DECIR LO INCREIBLE K EZ ALEJANDRA I LO MAGNIFIKO K EZ EZTE FIC TENGO K DECIR K AUNKE LOZ TRES K E LEIDO DE ALEJANDRA EZTE ME PARAZE REALMENTE TIERNO KOMO K EZ MI FAVORITOO XDDD

    TENGO UNA PREGUNTA ZI HANNA EZ GENETIKAMENTE CHIKA LA AZE TMB GENETIKAMENTE LEZBIANA ?????..... NO ZE EZ UNA PREGUNTA K ME VINO A LA MENTE DESPUES DE LEER POR SEGUNDA VEZ EZTE FIC

    AH I OTRA PREGUNTA TIENE ALEJANDRA MAZ HISTORIAS XK ZOLO E LEIDO EZTAZ TRES K AHI PUBLIKADAZ EN EL BAUL I DEVERAZ ME GUSTARIA LEER ALGUNAS MAZ DE ELLA XDD

    ZALUDOZZZZZZZZ

    ResponderEliminar
  15. pss sin palabras simplemente me encanto el fic jeje.. una gran historia...
    ya e leido las otras historias de alejandra y todas me encantaron ojala publecas mas fic de ella

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. siii publica mas fanfictions de alejandra! =D me encanta como escribes ale! =D

    ResponderEliminar
  18. *o* :'D me ha ENCANTADO Q DIGO.....REENCANTADO GRACIAS X TERMINARLO , espero mas fanfictions de esta autora "Ale" :D

    ResponderEliminar
  19. Y-ya acabó?... ya?... fue... fue hermoso. Siempre que termino de leer los fics de Ale., no sé que hacer con mi vida :'D *se hace bolita y llora* Blacky... Donde quedo tu perversión??? La extraño u.u Saludos donde quiera que se encuentren :3 ___________ Zu.

    ResponderEliminar
  20. Excelente historia. Al principio me resulto un shock terrible lo de la violación pero esta autora lo manejo muy bien y terminó dándonos un relato emotivo y con final feliz. De verdad me encantó seguiré leyendo ;).

    ResponderEliminar
  21. Romance,momentos hot,drama,acción. Simplemente estuvo genial! Gracias por compartir este fanfic :)

    ResponderEliminar
  22. Que hermoso fanfic zokulento. Alejandra te amo! alguien me pasa los otros dos fanfic? donde los puedo ver? circustancia casi me hizo llorar y hanna fueron muy bueno que ha pasado con alejandra? saludos y gracias!

    ResponderEliminar

Agradecemos y nos hace feliz que te animes a comentar, por favor al manifestar tu opinión recuerda hacerlo con tolerancia, recordando que no todos pensamos igual. Las críticas deben ser constructivas, siempre en un marco de respeto.

Las administradoras del blog se reservan el derecho de borrar cualquier comentario que resulte ofensivo.

Al comentar recuerda que estás mejorando tu cutis y reafirmando tus glúteos ^^