jueves, 6 de mayo de 2010

Hanna Capítulo 8

Siento el retraso, ayer intenté subirlo pero tenía que corregirlo y no me dio tiempo, este capítulo es más largo porque no podía dejarlo a la mitad, me ahorcaríais xd Empiezan los problemas, estad atent@s que empieza el clímax!!

Sin más que lo disfruteis! :D


Hanna

Autor: Alejandra

Capítulo 8


Eran las 11 de la mañana y Anya seguía con la niña en su departamento, no le molestaba, al contrario, le gustaba estar con ella, la pequeña era adorable y estuvo muy tranquila todo el tiempo.

-¿Hanna será tiempo de buscar a tu madre?- le preguntó, la pequeña volteó a verla y después le dio un juguete- mm algunas veces creo que realmente entiendes lo que te dicen...

Anya tomó el juguete y empezó a jugar con ella, una hora después se empezó a poner inquieta y Anya le dio de comer, después de eso se tranquilizó pero no del todo, decidió llevarla a con Lena.

Anya entró al departamento con la niña en brazos, todo estaba en silencio.

-Shh no hagas ruido- le dijo, Hanna sonrió y se llevó las manos a la boca y empezó a chupárselas.

Anya iba a salir de nuevo cuando escuchó un ruido en la cocina.

-¿Lena? ¿estás en la cocina?- preguntó Anya yendo al lugar.

-No grites, despertarás a Yulia- le dijo la pelirroja en bata.

-Lo siento, no sabía que aun dormía, no quería volver tan pronto pero comenzó a inquietarse y bueno...

-Está bien, no te preocupes, gracias por cuidarla- dijo cargando y besando a la pequeña quien ahora reía en los brazos de su madre.

-Y bien... ¿valió la pena la noche lejos de tu hija?- preguntó empezando a prepararse café.

-Puedes apostar que sí- dijo sonriendo con satisfacción- Yulia es maravillosa, tan tierna y apasionada a la vez, sus manos, sus labios... es fantástica.

-Lena, no necesito tantos datos, con un sí me hubiera bastado- dijo Anya riéndose.

Yulia venia entrando con otra bata que le quedaba un poco grande, tomó a Lena por la cintura y le besó el cuello, después le dio la vuelta y la besó en los labios.

-Buenos días, hola Hanna, como amaneciste amo... ¿Hanna?- Yulia volteó a un lado de ella y vio a la chica viendo la escena- ¡¡Anya!!...emh... yo...eh...dios...- dijo sonrojada soltándola, Anya estaba de pie recargada en la alacena con la taza de café en la mano.

-Yul, tranquila, ella sabe, de hecho por eso se llevó a Hanna ayer- dijo Lena riendo.

-Aah estaba pensando a mil tratando de inventar una excusa para el beso... que susto... y…¿estás de acuerdo?- le preguntó con cierto temor.

-Claro, yo solo quiero que Lena sea feliz, pregúntale a Hanna, veremos qué opina.

-Hanna- dijo sonriendo, la niña se rió y alzó las manos hacia Yulia, esta la cargó-
Hanna- la niña volteo a verla- ¿te gustaría que yo fuera tu otra mamá?

La pequeña la vio fijamente, después la tomó del cabello y sonrió pegando la boca a la mejilla de la morena, todas rieron.

-Parece que te acepta Yul- dijo Anya.

-Algunas veces es como entendiera lo que le dicen ¿no les parece?- dijo Lena limpiando la mejilla de Yulia.

-Sí- dijeron al mismo tiempo las chicas.

-Bueno chicas, me voy, solo vine a devolverles a su hija, mi mamá me llamó porque no voy a verla así que me iré unos días, el lunes es día festivo y estaré allá.

Anya se despidió y salió del departamento.

-Mi papá está de viaje otra vez- dijo Yulia un poco triste.

-No te pongas así Yul- dijo besándola, Hanna se rió al momento en que ellas se besaron.

-Se fue hace 2 días, debe haber un paquete en casa para mí, siempre me manda algo de donde esté- dijo sonriendo- ¿quieres ir conmigo a verlo?

-Claro.

Ambas salieron con Hanna en brazos, poco a poco Lena y su hija comenzaba a llenar de alegría la vida solitaria de Yulia.

******

6 meses pasaron, la relación de las chicas realmente iba bien, Hanna hablaba más, llamaba a Lena mamá y a Yulia mami, la morena estaba realmente contenta y Anya era su tía, la madre de Lena se enteró de la relación de su hija y no le pareció nada bien pero, al ver el amor de Yulia tanto para ella y su nieta no le quedó más remedio que aceptarlo, los primeros meses fue raro para ella pero al final se acostumbró, sus hermanas eran jóvenes de mente abierta y lo aceptaron fácilmente, prefirieron no decirle nada a la abuela, ella era una señora mayor y no querían darle ese tipo de sorpresas y el padre de Lena que se había mantenido al margen de todo mostró su desaprobación pero nunca fue grosero con las chicas y claro, amaba a su nieta cada día más.

Mientras el padre de Yulia lo aceptó de buena manera, Lena se veía una buena chica y realmente él supo que desde que la conoció su hija volvió a encauzar su vida, ya no salía de noche, tenía calificaciones aceptables y estaba siempre contenta, eso era lo único que le importaba, que su hija fuera feliz.

Mientras, Yulia había ido varias veces con Ana, la ginecóloga, le pidió algo para poder tener relaciones libremente con Lena, no podría esconder los condones siempre, después de unos exámenes le dio simples pastillas anticonceptivas, aun así le recomendó abstenerse o usar condón en los días fértiles, el resto del mes era totalmente inofensiva.


-¿Sabes? Ana le sacó sangre a Hanna hace unos días- dijo Lena a Yulia.

-¿Ah sí?... ¿para qué?

-No lo sé, dijo que eran exámenes de rutina, desde que se enfermó hace un mes del estómago le está sacando muestras, aparte de todas los exámenes que hizo ese día... ¿nunca te has preguntado por qué la ve ella y no un pediatra?

-Pecosa... ella es médico, ella sabe más que nosotras dos, déjala que haga su trabajo, es muy buena.

-Sí sí Yul, no discuto eso pero... no sé siempre me ha parecido raro, con eso de que ella descubrió a esa supuesta mujer que embaraza a otras, la cual por cierto parece habérsela tragado la tierra, Ana podría trabajar donde quisiera ¿por qu sigue en Moscú?

-Sus razones tendrá...

-Mami...- dijo Hanna sentada en el suelo con un libro de arte de Yulia.

-¿Sí cariño?- volteó Yulia a verla.

-Mami... mira- dijo señalando el libro, Yulia se acercó y se hincó a un lado de su hija, la niña le mostraba una obra italiana, había heredado su gusto por el arte.

-Esa es una obra de un hombre llamado Botticelli, era de Italia.

-¿Italia?- repitió de modo perfecto Hanna.

-Así es cariño, Italia es un país- le dijo Yulia, la niña tomó otro libro que estaba en el suelo y señaló la portada.

-Italia mami- dijo la pequeña señalando una foto de la torre inclinada de Pisa, Yulia frunció el ceño y volteó a ver a su hija, ésta al ver a Yulia también frunció el ceño de igual manera que ella.

-... Sí Hanna, esto es Italia- la niña rió y dejó los libros a un lado y extendió los brazos hacia Yulia, la morena se levantó y la cargó- ¿Lena viste lo que hizo?- preguntó muy sorprendida.

-... Sí... he llegado a pensar que es un genio o algo así.

-Tal vez...

-Mamá- dijo interrumpiendo sus pensamientos de nuevo.

-¿Sí Hanna?- dijo Lena.

-Mamá.... yo.... sopa- dijo señalando la comida.

-Ahora comemos- dijo Lena levantando los libros del suelo.


La comida transcurrió con normalidad, hasta que Anna le llamó a Yulia por teléfono diciendo que era importante, al terminar de comer Yulia besó a Lena en los labios y a su hija en la cabeza y salió rumbo al consultorio.


-¿Qué pasa Anna?- preguntó Yulia-... ¿por qué estás vestida así?

-Vengo apenas llegando de Suiza, escucha, dejemos de hablar de mi ropa, dime, ¿has notado algo diferente en tu hija?

-¿Algo como qué?

-Algo diferente, algún talento excepcional, no sé.

-...Sí... creo que sí... creo que es un poco más inteligente, no sé, le gusta el arte como a mí- dijo sonriendo.

-¿Sabes lo que es la proteína o “gen” ASPM?

-Sabes bien que no... no sé por qué sigues preguntándome esas cosas.

-Mira Yulia, esta proteína o gen es el que hace millones de años le permitió al hombre separarse evolutivamente de los simios, esto hizo crecer el cerebro de 420 gramos a 1350, es lo que nos separa de los demás, lo que hizo al hombre lo que es ahora, desarrolló la corteza cerebral, área que coordina el razonamiento abstracto, la capacidad de planificación y otras funciones cognitivas superiores...

-Ana... no me tortures con esto otra vez, ¿me llamaste para decirme que el hombre viene del simio? Eso ya lo sé.

-No viene del simio, tenemos un antepasado en común, esta teoría está mal entendida por la mayoría, verás...

-Ve al grano o regreso a casa en este momento- dijo Yulia levantándose.

-Tu hija es un genio.

-...Bueno... ya lo sospechaba, es diferente a los demás niños... ¿cómo pasó eso?
-No lo sé, todo esto es terreno virgen para la ciencia pero creo que, de alguna manera ella sacó genéticamente lo mejor de ustedes.

-... ¿O sea qué....?

-¿No has intentado hacer que toque el piano o algún instrumento?

-No, aun no camina bien, habla poco... pero le gusta ver mis libros de arte, hoy asoció una foto de Italia cuando le dije el nombre del país.

-Yulia, necesito estudiarla...

-No.

-Ella puede ser la clave para que la sociedad, la humanidad sea una raza diferente...

-No.

-¡Yulia!

-¡No!.... por favor, dame tiempo, sé que siempre te pido tiempo pero Lena también ha notado eso, me lo dijo hace unas horas... ella cree que Hanna es una especie de genio... solo dame tiempo ¿sí?

-...¿Tengo otra opción?

-No... Gracias... debo irme.

-Ok, talvez salga de viaje de nuevo en unos días, trata de convencer a Lena que me deje hacerle unas pruebas.

-Claro, veré eso, cuídate, adiós.

Yulia está por salir del edificio cuando recibió una llamada urgente de su padre, quería verla en ese momento.

-Hoy todos tienen prisa por verme...-dijo Yulia subiendo al auto.

****

Lena estaba en el departamento con Hanna, decide ir a comprar algo para la cena antes que el sol se termine por completo, toma a su hija, algo de dinero y las llaves y sale, al bajar ve a mucha gente afuera.

-Talvez hubo un accidente- dice a su hija.

Al salir, toda esa gente con cámaras y micrófonos voltean a verla, los flash de las fotografías empiezan sobre ellas, la niña se molesta y se voltea hacia otro lado mientras Lena desconcertada no sabe qué pasa, se queda de pie tapando las luces con su mano.

-Canal 3, dígame ¿qué se siente tener una niña de otra mujer?- dijo uno con el micrófono en su cara.

-Canal 6, ¿su embarazo fue normal?

-¿Está enamorada de la madre de su hija?

-¿Cómo se llama su hija?

-¿A quién se parece?

Los reporteros seguían lanzando preguntas, eran tantas al mismo tiempo que llegó un momento donde ya no escuchaba voces, solo ruido, todo era caos y confusión, Lena dio un paso atrás tapando a Hanna de las cámaras, no entendía qué pasaba, no quería esconderla, la pequeña estaba a punto de llorar por tanto ruido y luces en su cara, Lena dio otro paso atrás, después dio media vuelta al mismo tiempo que quitaba a Hanna de las cámaras y entraba corriendo, los reporteros se quedaron afuera tomando fotografías y video hasta que el elevador se abrió y ella entró cerrando las puertas de inmediato, al llegar a su piso algunos vecinos estaban viendo el alboroto desde la ventana del pasillo, al verla salir la siguieron con la mirada interrogante, abrió la puerta y la cerro rápidamente, no sabía qué pasaba, ¿por qué de repente la acosaba los medio fuera de su casa? ¿Dijeron algo sobre la madre de su hija? “la madre de mi hija soy yo” pensó confundida... la pequeña reclamó su atención cuando se recargó en su cuello sollozando.

-Tranquila mi niña, tranquila, no pasa nada, estamos en casa, nada malo te pasará...- le dijo abrazándola mientras le acariciaba el cabello y la cabeza, la niña se reconfortó y se calmó. Lena trató de hacer lo mismo y se sentó en el sillón con su hija en brazos.

Todas las cámaras o la mayoría eran de canales de televisión.... eso quería decir que estaban en vivo talvez, tomó el control y la prendió cambiándole inmediatamente a los canales que recordaba escuchar.

-...Y esa fue las primeras imágenes de la chica que tuvo una hija de otra mujer, con una niña en brazos, lo más probable es que ella sea la niña, el canal no confirma ni niega nada ya que como vieron no respondió a nuestras preguntas y siendo propiedad privada tuvimos que alejarnos del lugar unos metros....

Lena quitó el volumen mientras repetían la escena que había vivido hace segundos, ella saliendo con su hija en brazos susurrándole algo al oído y después su cara de sorpresa y la lluvia de flashes y reporteros sobre ella, un acercamiento a la cara de su hija quien cerraba los ojos y ponía cara de molestia, instantes después ella corriendo hacia dentro hasta que entra al elevador.

-¿¡Qué demonios esta pasando!?- preguntó a la nada mientras Hanna se pegaba más a su cuerpo.

Yulia llegaba de nuevo en su auto al consultorio de Ana, apenas estacionó su auto y bajó sin siquiera cerrar la puerta, subió corriendo las escaleras y llegó hasta la oficina, la cual abrió de una patada, Ana estaba sentada en su computadora con una expresión que denotaba sorpresa.

-¿Yulia?- dijo poniéndose de pie.

-¿¡Cómo pudiste!?- la morena estaba temblando, tenía muchos meses que no sentía esa rabia que ahora la invadía, sus hermosos ojos azules eran tan fríos como el acero, veía con fiereza a Ana y subiéndose al escritorio, de un brinco quedó frente a la doctora.

-Yulia tranquila sé lo que piensas pero...

-¡¡Cállate!!- dijo tomándola de la playera deportiva que traía y la acorraló contra la pared- ¡¡confié en ti!! ¡¡No puedo creer que me hayas traicionado así!! ¿¡Por qué!? – le preguntó azotándola contra la pared- ¿¡Cuánto te pagaron!? Si querías dinero yo pude darte dinero, más del que cualquiera de los medios te pudo ofrecer, ética... ¡¡ya veo dónde está tu ética!!- le gritó golpeándola de nuevo contra la pared- ¡¡eres una traidora!! Puedes tomar tu estúpida ética y meterla...

-¡¡Robaron mis archivos!!- gritó con el poco aire que le quedaba.

-...¿Qué?- preguntó soltándola poco a poco, hasta que la doctora cayó al suelo.
-Robaron mis archivos... nunca te traicionaría... estaba de viaje... te lo dije...

Yulia recordó que sí se lo había dicho por eso estaba vestida tan informal.

-Ana... discúlpame por favor- le dijo ayudándole a levantarse y sentándola en la silla en la que estaba- es que, mi padre me llamó muy enojado, él sabe... alguien le dijo... sabía de Lena, de Hanna... todos lo saben, los medios, está en todos lados... prácticamente tuve que huir de la casa para venir, lo siento...

-Yulia- le dijo Ana limpiándose la sangre del labio con un pañuelo- ve con Lena, debe estar acosada por todos ahora, después te disculpas conmigo.

-Ana de verdad lo siento...

-¡Yulia! ¡Solo vete!

La morena agachó la cabeza y se fue de ahí, Ana salió casi tras ella con su laptop bajo el brazo, sabía que los medios no tardaban en buscarla y prefería estar en su casa cuando eso pasara.

Yulia volvió a su auto y manejó lo más rápido que pudo al departamento, si Lena no había salido no se habría dado cuenta aun y tenía ventaja ya que podía explicarle todo, pero si ya sabía de seguro estaría muy confundida y con ganas de respuestas.


Yulia desde una cuadra antes vio a todos los reporteros apostados fuera del edificio, dejó el auto en esa misma cuadra y bajó corriendo, para cuando los reporteros la vieron y empezaron a correr ya había entrado al edificio y tomado las escaleras, no alcanzaron a grabarla o fotografiarla, después de unos cuantos pasos Yulia bajó el ritmo y en el primer piso tomó el elevador, al llegar a su piso salió nerviosa, el ruido de afuera era imposible de ignorar, la morena tenía miedo de la reacción de Lena, alguna vez pensó en explicarle lo que pasó, en explicarle que ella también era la madre de Hanna pero para eso tenía que decirle que ella la había violado... decidió no hacerlo, dejarlo en el pasado y solo estar con ambas, era indudable que Hanna se parecía a ella en algunas cosas pero Lena parecía no darse cuenta o le restaba importancia asumiendo que era por la convivencia, ahora estaba frente a la puerta de Lena con el estómago revuelto de los nervios, había sido descubierta por dios sabe quién y obligada a revelarle a Lena qué le había hecho, se llenó de tristeza al imaginar que Lena le prohibiera ver a Hanna, que la dejara para siempre, bien sabía que lo merecía pero no estaba lista para dejarlas ir, nunca lo estaría... sin más, solo suspiró y entró en el departamento.

-¿Lena?- la llamó temerosa, no hubo respuesta, siguió caminando hasta llegar a la sala, Lena estaba recargada en el marco de la ventana con los brazos cruzados viendo como los fotógrafos trataban de verla por los vidrios, volteó a ver a Yulia y cerró las cortinas- Lena, te estaba buscando... ¿dónde esta Hanna?

-Con Anya... necesitamos hablar- dijo totalmente seria, como nunca la había visto, Yulia sintió una punzada de nerviosismo en el estomago- ¿por qué tengo a los medios afuera de mi casa, con cámaras apuntando a mis ventanas intentando como locos sacar una foto a mí o mi hija?

Yulia seguía callada viéndola.

-¿Por qué dicen que soy la mujer que tuvo a la hija de otra mujer? ¿Por qué dicen que tú eres esa mujer fantástica Yulia, el descubrimiento médico y científico de la historia? ¿Tienes algo que decirme? ¿Acaso se te olvidó comentarme el pequeño detalle de que puedes embarazarme?

-Lena... yo...

-¿Tú qué Yulia?

-Yo soy esa mujer... yo soy la mujer de Moscú que puede embarazar mujeres... Lena se quedó callada, después suspiró viendo para el techo con clara expresión de analizar las cosas, segundos después bajó la mirada hacia una Yulia que se veía más pequeña que de costumbre.

-¿Qué quieres decir? ¿Que puedo estar embarazada ahora?

-No... yo me he cuidado siempre... lo siento, debí decírtelo pero...

-Yulia... ¿por qué dicen que Hanna es tu hija?

La morena sintió un vértigo que casi la tira al suelo, llevó las manos a la cara y después volvió a su posición original, sintió como cada músculo de su espalda se contracturó al mismo tiempo.

-Porque... Hanna... es mi hija...- dijo ahora temblando.

-¿¿Qué?? no, eso no es posible... no... Hanna... no, yo no te conocía cuando...

-Lo sé, sé como fue concebida... lo sé Lena.

-¿Cómo puedes saberlo?

Yulia empezó a llorar y tranquilamente se acercó a la pelirroja que empezaba a ligar los cabos sueltos.

-Lena, lo que diré te hará entender todo... te amo, siempre recuérdalo por favor- Yulia se acercó a su oído y fingiendo una voz más gruesa dijo- te daré una razón para que grites.

En ese momento la pelirroja revivió todo, cada golpe, cada mordida, cada frase que ese hombre que la violaba le decía, esa fue la última antes de lastimarla como nunca antes nadie lo había hecho y recordó también que estaba segura de haber visto a una mujer... durante meses se convenció de que era hombre, aun cuando dudó al saber de esa mujer que podía embarazar a otras volvió a convencerse de que era hombre, sus ojos no pudieron contener lágrimas, su cuerpo empezó a temblar llenándose de miedo, coraje y... odio.

La pelirroja empujó a Yulia aunque no con fuerza sí con desprecio.

-¡¡¡Eras tú!!!- le dijo alejándose de la morena- ¡¡¡eras tú!!! ¿¡Cómo te atreviste a hacerme eso!? ¡Eres una enferma! ¿¡Por qué!? ¡No! No me lo digas, ¿¡cómo te atreviste!?

-Lena por favor déjame explicarte- dijo acercándose a ella.

-¡No me toques!- dijo abofeteándola tan fuerte que Lena tomó su propia mano después de dar el golpe- no me toques... ¿¡cómo te atreviste a buscarme después de lo que me hiciste!? ¿¡Tienes idea de lo que me lastimaste!? ¿¡Lo que me hiciste sentir!? ¿¡De los intentos de suicidio que tuve por tu culpa!? ¿¡Tienes una puta idea!?- le gritó más llena de rabia que de cualquier otra cosa.

Yulia tenía la mirada fija en el suelo, después volvió los ojos a los de Lena, la mirada de Lena era de odio.

-No... yo...Lena... yo...

-¿¡Para qué me buscastes!? ¿¡Te excitaba verme al saber lo que me habías hecho!? ¿¡Te excitaba saber que esa niña tonta había sido otra más de tus víctimas!? Ese día en el centro comercial debiste estar riendo por dentro, ¿para qué fingir que no me conocías? ¿¡Para qué conquistarme después!? ¿Querías tenerme de nuevo sin golpearme? ¿Querías saber que te excita más? ¿Si violarme o no? ¡¡DIME!!

-No Lena, no lo hice por eso, cuando te busqué ya sabía que tenía esta habilidad del embarazo... sabía que estabas embarazada... yo... ya lo sabía antes de verte en el centro comercial.

-¿Me espiaste?... No es casualidad que hayas rentado el departamento de al lado ¿verdad?

-Lena por favor, yo no quise ser como mi madre, no quise dejar a mi hija sola... yo…

-Eres la peor escoria que haya conocido en mi vida Yulia Volkova- le dijo fríamente- la personas más enferma con la que he tenido la mala suerte de tratar... te odio, no vuelvas a acercarte a mí o a mi hija en lo que te resta de vida.

-Es mi hija también, no puedes prohibirme verla.

-Ella no es tu hija, es solo mi hija, ¡¡MÍA!! y de nadie más y claro que puedo prohibirte ver a mi hija, tan puedo que lo hago, no vuelvas a acercarte a ninguna de las dos- dijo pasando a un lado de ella.

-Lena- dijo Yulia tomándola del brazo.

-¡¡Suéltame!! Te dije que no me tocaras, me das asco.

La morena la soltó y aguantó las lágrimas que estaban por salir.

-¿Crees que negándolo las cosas van a cambiar? ¿No te has dado cuenta que ella tiene mis ojos? ¿Que se parece a mí en algunas cosas? No podrás cambiar las cosas por más que lo niegues, ¡ella es mi hija!

-Ya lo veremos, no te acerques a mi departamento de nuevo o al de Anya, si lo haces llamaré a los medios de toda Rusia y el mundo para decirles que darás una conferencia de prensa en tu departamento y están todos invitados a pasar... ahora lárgate de aquí, me enferma verte.

Yulia vio a una Lena fría y llena de odio, una Lena que nunca pensó ver... no hizo más que dar media vuelta y recorrer el camino que bien conocía a la salida.

-Te amo Lena- le dijo con la voz quebrada antes de dejar de verla.

-¡Ya lárgate de aquí!- le gritó Lena, la morena salió de ahí y volvió a su departamento, tenía 15 mensajes de su padre, todos decían los mismo, la quería en la casa en ese instante, la puerta de Lena se cerró de golpe y escuchó sus pasos dirigirse al departamento de Anya... estaba acabada, Lena la odiaba, sabía que alejaría a su hija de ella, ¿se lo merecía?... sabía que sí, talvez era lo justo, se sentó en el sillón a un lado del teléfono y empezó a llorar, lloró como hacía años no los hacia, lloró como aquella vez que perdió a su madre.

Continuará...

10 comentarios:

  1. OHH MI DIOX.. jaja si siguen así de bueno este fic deberian hacer adaptación manga XD... requete felicitaciones a Alejandra, increivle el cap de hpy :) y gracias a Blacky por publicarlo!!! Buena forma de empezar el día

    ResponderEliminar
  2. Te doy mi palabra de que este es uno de los mejores fics que existen!! jajajaja no te decepcionará ya lo verás! (Ya me podria pagar alejandra con toda la publicidad que le doy... xdddd)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. :) que capi tan genial... XD...
    Black mis felicitaciones, por el fic... ya espero leer el siguiente... nos vemos¡

    ResponderEliminar
  4. o.o!!!!!!!!! O.o!!!!!!!!!!!!!!!!
    no puedo creeer lo emocionada k estube al leer este cap...fue ...demasiado atrayente....y me decia ami misma..." noooo...esto no puede estar pasando"......< c destapo la oya>,,,...u.u muy buen cap!!! mi felicitaciones a ALegandra..!!! es un agran escritora!! muy buena!!!! y grax tbn a blackrose x subir el cap...XD ayer estube pendiente si lo subian ono..!!! pero no importa la demora valio la pena!!!
    sigan asi chikas!! lo hacen muy bn!!
    ahora kda la tortura d esperar 1 semana T_T !!!

    ResponderEliminar
  5. ohh my god no lo puedo creer... me muero por ver lo que sigue o por dios que fic !!!!!!!!!!!!!11

    ResponderEliminar
  6. NO HABIA LEIDO ...ESTA HISTORIA !!!!ESTAN GENIAL!!!!!!
    REALMENTE TIENES TALENTO!!!
    ME FASINO =))) VERE LOS DEMAS CAPITULOS ....

    ResponderEliminar
  7. AAAAAHHHHH estoy mega super enocionada estuve todo el dia d aller pegada a la compu viendo si subias el cap pero apunto y me daba algo por q veia q no lo subias dios gracias este cap estubo mega fantastico como siempre te digo alejandra es una gran gran escritora y estoy con n_n tiene razon la deberian adaptar al manga dios q finc mas espectacular adoro a alejandra y a ti por publicarlos pobre yulia pero se lo debio decir antes
    alejandra mil gracias por la gran imaginacion q tienes eres la mejor y black tu igual sin ti no estaria leyendo este finc el cap2 de este finc fuel el primer finc q me atrevi a leer por eso adoro tanto este finc

    {(angie)}

    ResponderEliminar
  8. WoooooooooW!! Por dios que capitulo tan extraordinaria, Alejandra mis más sinceras felicitaciones he leído muchísimas historias y esta es la segunda que logra que me emocione de tal forma que me deja sin palabras. Blacky que maravillosa post estoy de rodillas pidiéndole a todos los santos, deidades, dioses para que sea jueves pronto ya quiero leer el próximo capítulo pero que historia tan fascinante. Millones de Besos para las dos por su maravilloso trabajo y gracias por entretenernos ˄_˄.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. fantastico, simplemente fantastico!!!!! waoo q trama DIOS, jaja bueno no se q mas decir solo gracias x subir el fic, y claro esta x haberlo escrito :P
    saludos!!!

    ResponderEliminar

Agradecemos y nos hace feliz que te animes a comentar, por favor al manifestar tu opinión recuerda hacerlo con tolerancia, recordando que no todos pensamos igual. Las críticas deben ser constructivas, siempre en un marco de respeto.

Las administradoras del blog se reservan el derecho de borrar cualquier comentario que resulte ofensivo.

Al comentar recuerda que estás mejorando tu cutis y reafirmando tus glúteos ^^