jueves, 8 de agosto de 2013

El Pacto. Cap. 11 Revelaciones

  Buenas bauleras!!!! o malas bauleras XD pero que inviten ;)

  Pues hoy vengo con el siguiente cap. Antes de que se me olvide subirlo este finde, que si bien no parece ser de los más pesados, una realmente no sabe que puede ocurrir. Y para todas las personitas que les gusta el K-Pop. Luego de la presentación de U-Kiss (no de mis favoritos desde que no está kibum y su hermano XD) pues tenemos la presencia de MBLAQ en tierras aztecas (realmente me gustan las canciones de este grupo). Así que a las fans, hay que disfrutar del concierto XD  Y ya dejo el choro, y vamos a lo que sigue ^^



“Camina entre sombras, para distinguir la luminosidad del alba”.



Cap. 11 Revelaciones



  A pesar de todo lo que había sucedido esa mañana con la confesión de Jamie, el resto de la mañana y hasta medio día, las cosas parecían haberse olvidado por arte de magia. Jessie conoció un lado de Jamie que ignoraba profundamente. Se sentía rara muchas veces yendo a elegantes tiendas en Oxford Street mientras Jamie le sugería una u otra ropa. Y las dependientes no tenían reparo en indicar que su gusto era excelente.


  Y dentro de sí, ella se cohibía ligeramente cuando le sugería que se probara cierto atuendo. La única con la que había hecho ese tipo de cosas era Julieta. Quién siempre le indicaba que tenía que vestirse a la altura de las circunstancias. Cosa que hasta su relación con Julieta, ella no había considerado mucho. Pero no tardó en aprender que en los círculos en los cuáles se movía, ya no eran los mismos de su natal Melbourne.


  Jessie no tardó en notar que Jamie era capaz de expresarse en varios idiomas con verdadera fluidez. ¿Qué idioma hablaba la modelo entonces que necesitaba un traductor? Se reprendió a sí misma, muchas veces tenía más dudas que respuestas y cuando obtenía una saltaban tres preguntas más. También tenía conocimientos sobre música clásica y por lo que estaba notando, parecía que también podía apañárselas con varios instrumentos musicales. ¿Qué diablos era? Volvió a reprenderse. Debería mejor sorprenderse como las demás personas.


  La comida transcurrió con una normalidad sorprendente.  Hasta que el móvil de Jessie sonó con una melodía. Jamie le miró con curiosidad. Espero a que Jessie terminara su llamada con un cliente y dijo suavemente:

- Conozco esa melodía.
- ¿Ah si? Es linda ¿no?
- Si, realmente es una belleza escuchar a Yiruma.
- He visto esa película, es preciosa.
- ¿Te lo parece?
- Si, claro. ¿Por qué no debería encantarme?
- Bueno. Realmente me parece estúpido pensar que los caminantes nocturnos sean tan susceptibles a la luz.
- Si son caminantes nocturnos es porque sólo pueden hacerlo por la noche ¿no? Es bastante obvio si su nombre lo dice – contestó Jessie.
- Me parece mucho más interesante la versión de Anne Rice – dijo Jamie con una sonrisa mientras bebía su té.

-¿Aquella que menciona que pueden caminar en el día si son muy viejos?
- Si. Es mucho más interesante que puedan caminar a la luz del día y volar. La siempre deseada ambición del hombre: Volar – dijo Jamie con una sonrisa irónica mientras hacía mover  su mano derecha en forma circular – los humanos siempre son un poco tontos.

- Supongo que sí – respondió Jessie mientras le miraba con una sonrisa burlona – pero ¿entonces qué eres tú que no te consideras humano?


  Jamie alzó la ceja izquierda con una sorpresa ante la pregunta de Jessie.

- Nosotros los humanos siempre hemos ido superando cada cosa que nos proponemos – culminó Jessie – aunque algunos renuentes a la capacidad humana aún existan.

- Los monos y los dioses nunca van de la mano, querida Jessie – dijo Jamie fríamente. Jessie le miró sorprendida ante esa respuesta.

- Perdona… ¿monos?
- Los humanos descienden de los monos – le dijo mientras bebía un poco más – Darwin lo dijo hace tiempo atrás.

- ¡Ah!  - exclamó Jessie – pensé que nos estabas discriminando y te creías un Dios.

  Jamie no respondió nada más. Se bebió el té lentamente. Jessie rara vez  le veía comer algo. Incluso ese día no había probado nada más que un té. Pagó cuando Jessie hubo terminado y se retiraron del lugar mientras se daba cuenta que algunas personas cuchicheaban tras pasar cerca de ellos.

  Aunque estaba acostumbrada a ellos en un momento dado Jamie la condujo hacia una tienda en la cuál entraron y la dependiente al verlos llegar los condujo a una puerta indicada como personal autorizado. Jamie entró con la mayor comodidad que se pudiera notar y marcó una clave en un un acceso controlado camuflado bajo un teléfono.

- ¿A dónde vamos? – preguntó con cierto temor en la voz.

- Estamos dejando este lugar – contestó Jamie – he notado que hay una persona tras de nosotros desde hace dos locales y prefiero que no sepan donde vivo en realidad.

- Eso es poco probable si tienes una mansión como esa registrada ¿no crees?- le dijo Jessie – o acaso… ¿está con otro nombre?

- Creo que vas aprendiendo, Jessie – respondió Jamie mientras le indicaba seguirle. Era un lugar espacioso y bastante cómodo para caminar.

- ¿Cuándo te ha dado tiempo de hacer todo esto?

- No he sido yo – contestó con un dejo de fastidio en la voz – mi abuelo Nikos tenía muchos enemigos debido a algunos asuntos…irregulares en su economía. Así que todo esto fue diseñado por encargos suyos mucho antes de que se instalaran aquí ciertos comercios específicos.

- ¿Quieres decir que todo esto es tuyo? Cómo supones que Julieta no conoce estos accesos y puede revelarlos a la prensa sensacionalista? – comentó conteniendo la risa.

- Eso es porque Julieta Nelson no sabe que este lugar existe – respondió Jamie con la voz perfectamente controlada – Nikos no tenía en registro muchos lugares y espero que continue así – le miró detenidamente.

- De mi boca no saldrá jamás – le confirmó tras entender que esperaba esa respuesta. Y no mentía. No ganaba nada con decirle a Julieta algo sobre ello.

  Los atuendos de Jessie fueron encargados a una tintorería que se encargó de entregarlas a tiempo.  A media tarde, Jessie ya tenía arreglado el atuendo necesario para la noche de ese viernes. Tocaba encontrar un centro de belleza.

- No creo que tú necesites ello – le dijo Jamie tras escucharlo –la gente a tu lado no necesita encontrarse tanta belleza suelta por la calle.

- Bueno, hoy es un día especial para mí ¿qué harás tú?

- Yo dormiré – contestó Jamie con aburrimiento – o quizá sea un día en el que tenga una noche de películas. Hace mucho que no tengo una noche de esas.

- También me gustan las películas ¿Cuál es tu favorita?


  Jamie sonrió ligeramente antes de contestar.


- Puedes reírte de mí – dijo – pero mi favorita es Casablanca.

- Ya. Conozco a alguien que también tiene por favorita esa película. La ví repetidas veces antes de caer dormida en su habitación.

- Bonita forma de concluir una cita – contestó Jamie con diversión.

- No era una cita, al menos para mí – Jessie había dicho lo último en un murmullo.

- Ah, entonces ¿qué era?

- Para mí…era pasar un buen rato con una amiga que apreciaba mucho.

- ¿Una amiga?

- Bueno… - Jessie buscaba como explicar esa situación – en ese entonces…yo no me había aceptado como era.

- ¿Y ella lo sabía? – preguntó Jamie con interés.

- No lo sé. Quizá ella lo suponía. Una vez intentó besarme – Jessie se preguntaba mentalmente porqué le contaba todo ello a Jamie – peo yo…la rechacé.

- Ya veo. ¿Y qué pasó con ella?

- No lo sé – contestó tras un suspiro – finalizó ese año en Melbourne y vino a Sydney. Nos escribimos varias cartas. Y un día dejó de responder – bajó la cabeza – no sé. Supongo que debió fastidiarse de mí. Desde entonces no la he visto de nuevo.

- Dudo que alguien pueda fastidiarse de ti – le contestó Jamie. Jessie le miró en ese momento.  Los oscuros ojos de Jamie tenían un extraño brillo en ese momento – No eres alguien que logre olvidarse fácilmente Jessie.


  Y ella no entendió porqué sonrió. Suponía que era mejor una respuesta como esa que a la exhibición que Julieta le había dicho días atrás. ¿Sara hubiese pensado eso? En su cabeza siempre existía esa duda del qué habría pasado si ella hubiese aceptado lo que Sara le dijo atrás. Tardó un momento pensando ello hasta que escuchó vagamente que Jamie le preguntaba algo más.

- Perdona, no te he escuchado.

- Te preguntaba si esa persona tiene nombre.

- Si. Hablamos de ello hace poco, cuando te dije que te parecías mucho a ella.

- Mmm. Sara, ¿cierto? Sara Nelson.

- Si.

- Es curioso que hayas salido con las dos hermanas Nelson – sonrió Jamie.

- ¿Qué?

- ¿No lo sabías? – preguntó Jamie- bueno, suponiendo que hablemos de la misma persona. Pueden haber muchas Sara Nelson en el mundo – terminó mientras la miraba.

- ¿Julieta tiene una hermana? – Jessie seguía sin digerir la noticia.

- Si. Julieta Nelson tiene una hermana menor. Sara Nelson. Sufrió un accidente de esquí años atrás. Lo sé porque Kafka me ha hablado de ello últimamente – continuó – se supone que estaría presente durante la lectura del testamento de mi abuelo. Pero no se presentó argumentando que no estaba interesada en ninguno de los bienes de Nikos. ¿Te encuentras bien?

- No. No me encuentro nada bien – dijo Jessie - ¿puedes llevarme a casa?

- Si, claro – contestó con cierto timbre preocupado en la voz.

- Gracias, Jamie.

- No, no es nada – contestó. La llevó por algunos callejones más antes de llegar al estacionamiento. El cuál abandonaron con cierta cautela.

  Jamie no siguió el mismo procedimiento para regresar. Tomó el camino directo por medio de el auto que conducía actualmente y llegaron con rapidez. Jessie fue ausente todo el camino y tras agradecerle se retiró a su habitación seguida de la intensa mirada oscura de Jamie.

“Ese fue un golpe muy bajo, andreakis - sonaba la voz de Momo - pudiste evitarlo”

- No tenía ganas de ocultarlo más, aparte de ello Momo, realmente no importa ¿o si?

“Eso depende de que tanto quieras obtener con que ella lo sepa”

- Mis intereses no son claros todavía. Sólo no quiero que Julieta siga metiendo las narices donde no le importa. Uno de los hombres que esperaban nuestro arribo hoy era el mismo sujeto que se la pasó persiguiendonos durante un mes completo el año pasado.

“Nelson sabe muy bien que quiere”

- Y yo no voy a permitirle que sea muy fácil aprovecharse de Jess.

“Ohhh ¿en verdad es eso?? Me encantaría que fuese ello únicamente”

- ¿Qué quieres decir?

“Tu destrozado cuerpo únicamente mantiene intacto los recuerdos de tu relación pasada. Para decirlo de otra forma, lo único que queda de tí, son los recuerdos que atesoraste con vehemencia en tu corazón. Pero no tienes idea, así como yo tampoco la tengo, de cuanto tiempo podrás resistirte a ella”.

- ¿A qué te refieres?
“Cada ocasión es mucha más rápida esta apariencia tuya. Y ella desde luego cada vez mantiene mayor control mental sobre tí. Es un choque entre dos fuerzas. No sé cuanto seas capaz de resistir hasta que se adueñe de tí y de los sentimientos que aún conservas”.

  Momo guardó silencio después de que Jamie también lo hiciera. Inconscientemente Jamie colocó su mano derecha sobre su pecho. Si, sentía su corazón latiendo en su interior. Con la fuerza de siempre, pero Momo tenía razón. Ahora mismo sólo cuando su ansiedad dominaba un fugaz momento podía mirar sus primeras características. O cuando estaba en presencia de él. Mientras tanto, respondía muchas cosas.

- ¿Qué demonios me has hecho? - murmuró.

“Nada que tú no desees” - susurró una voz en su interior.


  Jamie sintió un profundo dolor que le hizo doblarse momentáneamente mientras sentía arder su interior. Respiró profunda y rápidamente antes de pararse con naturalidad mientras sonreía de una forma totalmente distinta. Su rostro se conservaba igual mientras en sus ojos aparecía un color esmeralda en el lado izquierdo.

- ¡Aún no! - gritó Jamie mientras su mano izquierda se tocaba la parte izquierda del rostro - espera un poco más - remató mientras su rostro se notaba contraído por el dolor - espera un poco más...


  Subió de forma tambaleante a su habitación mientras trataba de pasar con todo sigilo junto a la de Jessie. Se desplazó lentamente a su cuarto mientras respiraba de forma rápida. María le vió en el tramo de la escalera y quiso subir hasta donde se encontraba pero Jamie le negó con la cabeza mientras recorría lentamente el pasillo.


  Cerró la puerta y se tumbó decididamente en cama. Un profundo dolor se materializó en ese momento en su persona. Tras colocarse una almohada sobre la boca, Jamie gritó. Gritó de forma profunda mientras notaba su cuerpo desfallecer. Mientras notaba que las piernas no le respondían con totalidad. El color de sus ojos rápidamente cambió al verde esmeralda mientras su cabello crecía enormemente y se volvía de color rubio.

  
  Al terminar todo ello, respiró con lentitud. Su medallón quemaba en la piel pero no le hacía daño en absoluto.

“¿Se ha dormido ya?” - preguntó la voz de Momo.

- Eso parece - respondió jadeante.

“Le he dicho que controlas la situación un poco antes, debió haberse enfadado y agotó su energía”

- Momo, muchas veces tienes la sutileza ausente para estas cosas.

“Jajajajaja. Puede ser - concedió Momo - pero recuerda que no pueden estar los dos despiertos. Esto es un caso verdaderamente extraño según parece y eso afecta mucho el resto de las cosas”

- Lo sé. Estoy agotada. Le dejaré salir cuando despierte Momo, pero no le lleves la contraria, por favor.

“También lo entiendo Andreakis”

  Momo volvió a quedarse en silencio tras mirar a su Andreakis caer en un profundo sueño. el reloj avanzaba lentamente mientras veía el atardecer presentarse rápidamente. El cabello nuevamente iba tornándose oscuro cuando casi anochecía.

11 comentarios:

  1. Tengo las ideas revueltas y dos cosas en concreto: primero, me encanta Yiruma por lo que deduzco que la melodía era River flows in you del disco First Love, que la usarán en el Soundtrack de cierta película de vampiros, que en lo personal no simpatizo mucho ya es otra cosa y como lo dice Jamie, la magistral Ann Rice inmortalizó realmente a los caminantes nocturnos con sus crónicas vampiricas... Segundo, por el amor de Dios, que rayos es Jamie? Y lo de las ideas revueltas es porque desde el principio me ha estado viniendo a la mente el recuerdo de cierto pacto realizado con cierto ser específico a lo Kuroshitsuji y para rematar el dejo de cierta situación interesante por la que pasaba el personaje principal de Cinderella Boy??? Seguro son alucinaciones mias....?!
    Y como dice @Anónimo, me estás matando con tanto suspenso a mi también! No aflojas nada! Pero se te agradece, es una historia estupenda y hasta aqui impecable. Estoy ansiosa por ver la continuación!

    ResponderEliminar
  2. Asi mismo. Cada historia te deja con mas dudas. Por favor un poco mas de pistas jajaja

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Anne Rice es una de mis escritoras favoritas, me gusta el tema de hombres lobos, vampiros y cosas por el estilo. Pero pocas novelas me llaman la atención para leerlas, de entre ellas, para mí, la mejor es Anne Rice. En cuanto a las demás cosas no comentaré nada más al respecto XD Kaoru, veo q has leído muchos mangas :)

    Y a los anónimos, poco a poco ;)

    ResponderEliminar
  5. Seguramente estaba un poco high ese dia @Kit Kat, XD, no tomes en serio el comentario de una joven inquieta que se habia fumado no sé que cosa!..jajaja....
    Y si, creo que he leído muchos mangas, pero he visto más animes... Aunque no se me puede culpar por mi buen gusto ni por el tiempo libre de sobra.. jajaja

    ResponderEliminar
  6. 1er anonimo

    A mi me agrada que estés matándome ;), tu ritmo es impecable así que no desearía que lo cambies por nada.

    ResponderEliminar
  7. Muajajajajajajajaja esto es fenomenal, excelente trabajo. Magnifico. Se vale decir quero más?? =3

    ResponderEliminar
  8. Para cuando el capitulo 12????

    ResponderEliminar
  9. Ya ha salido Joha ^^ gracias por la espera :)

    ResponderEliminar
  10. KiT KaT, disculpa pero no me aparecen los capitulos 12 y 13 TT_TT que pasa ???

    ResponderEliminar

Agradecemos y nos hace feliz que te animes a comentar, por favor al manifestar tu opinión recuerda hacerlo con tolerancia, recordando que no todos pensamos igual. Las críticas deben ser constructivas, siempre en un marco de respeto.

Las administradoras del blog se reservan el derecho de borrar cualquier comentario que resulte ofensivo.

Al comentar recuerda que estás mejorando tu cutis y reafirmando tus glúteos ^^